martes, 15 de mayo de 2012

Las sombras sin luces de Tim Burton

Sombras tenebrosas (Dark Shadows) se puede explicar como una mezcla facilona a base de colorantes (de exquisita calidad, como no podía ser de otra forma siendo un producto horneado por el gran Tim Burton), con un final basado descaradamente en otro refrito de la talla de Crepúsculo (el amor vampírico y la necesidad de convertirse para que este sea eterno e incluso la aparición espectacular de un híbrido entre mujer y lobo). El espectador también podrá encontrar otras referencias a filmes como La muerte os sienta tan bien (la mala de la película busca la juventud eterna mediante la brujería) o La Familia Adams (el caserío tenebroso y la presentación de la peculiar familia Collins), entre muchas otras. 

Un producto divertido para una tarde de domingo (se recomienda comprar un menú de palomitas y un vaso grande refresco), pero decepcionante para quien espere asistir a otro espectáculo de fuegos artificiales «made in Tim Burton». Lo bueno, que Johnny Depp da la talla, como era de esperar, aunque se acerca más al sobre-explotado humor del Capitán Jack Sparrow de Piratas del Caribe que no al enorme William Blake de Dead Man, obra maestra de Jim Jarmusch. Le falta ambición y le sobra maquillaje, aunque como producto comercial / familiar, seguro que funciona a la perfección. Y no se puede negar que tiene una serie de escenas dignas de carcajada. Pero, le falta....

1 comentario:

  1. ...no, si lo molón es el XCèntric...


    Pomelo

    ResponderEliminar