jueves, 31 de diciembre de 2009

Año nuevo y vida vieja

Es interesante comprobar como el mundo se adentra en una absurda locura cada noche del 31 de diciembre. Sometidos a la rutina anual, millones de personas aprovechan la noche vieja para celebrar sus fracasos más dolorosos, las penurias mundiales, los sueños rotos y las utopías que jamás se atrevieron a soñar. Si, es ilógico. Parece que debamos empezar el año con mucha fiesta, borrachos de felicidad enlatada, apretados en una macro fiesta por la que hemos pagado un precio abusivo y sonriendo a desconocidos. Lo comprendo, es la tradición. Sin embargo cada año me resulta más bochornoso ver semejantes escenas de falsedad prefabricada. Uno de los detalles que más llama la atención es ver a una panda de gente, alcoholizada hasta las cejas, prometiendo una enorme lista de cosas que desean cumplir a lo largo del año nuevo. Menuda tontería no? El estado etílico provoca una efímera sensación de euforia que provoca un optimismo irreal... por lo que nada de lo que se prometa se va a cumplir. Está dicho y demostrado.

Tampoco quiero mostrarme como un ser amargado que reniega de toda muestra de felicidad, para nada del mundo. El año nuevo puede ser una fecha importante si el individuo no se deja manipular por aquellos mecanismos de control que incitan a consumir basura putrefacta. Lamento parecer tan pesimista, o quizás tan previsible. Mi discurso resulta ciertamente abstracto y vacío de contenido. Bien, para resumir mi tesis en pocas palabras diré que celebrar el año nuevo me parece realmente muy hermoso, siempre y cuando no olvidemos el año viejo. Y es que no hace falta recalcar que aprender de los errores del pasado es imprescindible para construir un nuevo mañana. No hace falta decirle adiós a 2009. Uno debe vivir el 2010 recordando todo aquello que pasó a lo largo del año anterior. Las cosas buenas y malas son, sin duda, ingredientes esenciales para comprender lo que nos espera. Y es que el mañana es hoy.

Dejando de lado mis inocuas divagaciones, feliz año nuevo y prospero año viejo. Y sin olvidar que abrimos década. Lo dijo Oscar Wilde en algún momento de su caótica vida: A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Avatar: ecologismo de ciencia ficción

James Cameron ha vuelto por la puerta grande. Hacía ni más ni menos que doce años desde que la exitosa Titanic arrasó en todo el mundo siendo, por aquel entonces, la película más cara de la historia del cine. El nuevo trabajo nada tiene que ver con aquella romántica historia con trágico final que, al fin y al cabo, todo el mundo ya conocía. Avatar es una historia, en cierto modo recurrente, pasada por el filtro de la ciencia ficción. También es una fábula llena de metáforas y mensajes ocultos que transmite sensaciones entrecruzadas. Seguro que se acuerdan de aquellas películas protagonizada por una tribu salvaje que habitaba felizmente en la selva, hasta que un empresario despiadado decidía construir una lujosa urbanización en el paraje natural. Una historia que nada tiene de ficción en la mayor parte de los casos. Solo hay que recordar las nefastas consecuencias que el imperialismo de las poderosas multinacionales ejerció, principalmente, en África y América Latina. No importa si se destruyen los frondosos bosques, ni si se exterminan centenares de especies animales, ni si se asesina a sangre fría a un poblado entero. Todo vale para obtener los beneficios más altos posibles. Es la ley de la oferta y la demanda. Es el capitalismo en su más voraz expresión. El caso es que películas tan distintas como son Lambada y Bailando con lobos hacían hincapié en la necesidad de preservar la naturaleza, defender a los animales y presionar a los gobiernos para que terminen con las prácticas criminales de las grandes corporaciones. Avatar le da la vuelta a la tortilla.

En un mundo futurista, en el que la humanidad ha agotado ya los recursos naturales de la tierra, una compañía explota las minas de un planeta, curiosamente, llamado Pandora. Debido a las duras condiciones con las que los obreros se encuentran para realizar su trabajo, un grupo de mercenarios fuertemente armados se responsabiliza de la seguridad. Y es que los invasores terrestres no están solos en el planeta. Los nativos, a los que se les llama Na'vi, son un pueblo que convive en una casi perfecta armonía con la naturaleza del planeta. Ante los ojos de la sociedad moderna, los Na'vi son una sociedad que vive a años luz de lo que se entiende por mundo civilizado. Son en cierto modo una sociedad ancestral basada en las formas tribales, asemejándose a los indios que poblaban el continente americano antes que los colonos anglosajones les exterminaran. En la lucha por dominar a los nativos, los humanos fabrican un ser híbrido, mezclando el ADN humano con el de los Na'vi. Este es como una especie de robot que debe ser dominado por un humano y que tiene la labor de infiltrarse en el pueblo nativo e informar a los mercenarios.

Evidentemente no faltan las historias entrecruzadas clásicas en el cine contemporáneo. En buena medida, hallamos casi todas las funciones narrativas de Propp. La historia de amor, la escena de sexo y la profunda transformación del héroe principal, en este caso llamado Jake Sully. Es imprescindible que mencione los asombrosos efectos especiales, que nos muestran auténticos paraísos naturales con la vegetación más espectacular y los animales más inimaginables posibles. Brillante trabajo. También destaca la creación de un idioma especial para la película. El na'vi, una lengua creada por Paul Frommer, doctor en lingüística. A pesar de todo esto, una de las peculiaridades que más llaman la atención, es la cuidada explicación del porqué es tan importante preservar la naturaleza. En este aspecto, resulta interesante comprobar que Avatar, a diferencia de otras películas con historia similar, no es un vulgar panfleto en favor de la causa ecologista sino que se adentra en la reflexión más profunda e inteligente. Los Na'vi no rezan a unos dioses prefabricados que solo sirven para mantener el poder y justificar las barbaries, sino que respetan a un dios mucho más real y útil: la naturaleza. Asimismo, destaca el hecho de que los nativos no creen en la intervención de la divinidad, en su caso un árbol mágico, ya que la principal función de esta es mantener el equilibrio entre las fuerzas naturales. La sociedad na'vi tampoco es perfecta, sin embargo sabe mantener un equilibrio que le da la fuerza necesaria para sobrevivir.

No puedo obviar los fines comerciales del trabajo de Cameron. Es evidente que nos hallamos ante un producto para las masas con un presupuesto de 300 millones de dólares. A pesar de todo esto, debo afirmar que merece la pena puesto que el espectador que lo desee puede hallar miles de hilos argumentales dentro de la historia, reflexionando así sobre sus incontables metáforas con las que sacar vitales conclusiones. Todos queremos ser un na'vi y habitar en Pandora!

lunes, 21 de diciembre de 2009

Misunderstanding

El sol sale cada día. Diríamos que es un hecho que nos alegra, un motivo para ser felices y sonreír. Sin embargo, uno se pregunta qué tiene de especial un fenómeno cíclico y natural, un fenómeno natural que se repite como la rutina del trabajo y de los estudios, un hecho que significa, para muchos, tener que afrontar otra difícil jornada llena de problemas e injusticias. ¿Porqué tenemos que buscar motivos para todo? La felicidad, si es que existe, no entiende de motivos ni cursos naturales. Somos muchos los lunáticos que adoramos la tenue luz del único satélite natural de la Tierra. Falsas alegrías basadas en hilarantes argumentos se juntan con lágrimas vacías, construyendo de este modo, una dimensión absurda dónde la sinrazón se disfraza de fantasía frenética. Las autopistas del placer no siempre conducen hasta la satisfacción del ego.

No pensamos en los motivos. Salga lo que salga, lo importante es vivir esta hermosa y maldita vida que nos ha tocado vivir con la mayor dignidad posible. El fracaso de la conciencia es un paso necesario para no caer nunca en el amargo pozo de la utopía.

sábado, 19 de diciembre de 2009

La gran farsa de Copenhague (2)

La cumbre ha fracasado. Organizaciones no gubernamentales, activistas ecologistas y científicos avalan esta conclusión entorno al escaso interés mostrado por parte de los delegados para reducir los nefastos efectos que la sociedad moderna deja en el mundo. Hablando claro, el cambio climático puede seguir erigiéndose como una realidad cada vez más palpable, mientras la mayor parte de líderes políticos disfrutan jugando al golf y fumando sus puros. Como ya expuse en la primera entrada acerca de esta cumbre, los resultados de esta reunión son solo promesas que se difuminan en medio de este oscuro y maloliente aire que se inspira en las grandes ciudades del planeta. El sistema actual en el que la sociedad mundial se sostiene, impide que muchas de las directrices marcadas por los ecologistas y científicos puedan ser una realidad. Es curioso que se considere que un país está en vías de «desarrollo» cuando las chimeneas empiezan a dominar el paisaje de sus ciudades y los obreros pueden ser explotados «legalmente». Ante semejante definición uno comprende que es imposible parar el cambio climático. La utopía de las utopías.

En declaraciones recogidas por el diario Público en Copenhague, el delegado de Ecologistas en Acción, Pablo Cotarelo, afirmó que «las negociaciones han sido decepcionantes, han dejado de lado a la mayor parte de los países», lo que, según él, significa «un acuerdo en falso que sólo servirá para lavar la cara de los países industrializados y quedar bien ante la opinión pública, pero que no conseguirá nada», añade. Por su parte, la organización WWF afirma en su página web que «el texto final es tan débil, incompleto y confuso que no previene de las peligrosas consecuencias de esta amenaza para el Planeta». Y es que el hecho de que el tratado final sea «no vinculante» demuestra que la farsa ha sido de lo más hipócrita.

Promesas insuficientes
Los científicos han alertado que la reducción de gases debería ser un 30% más de lo que se ha propuesto en el acuerdo del final de la cumbre. Si nos atendemos a que las promesas apenas se cumplen, la situación es muy preocupante. Pero no solo las emisiones están terminando con el sistema natural del planeta, cabe recordar que las agresiones a los ecosistemas, tanto marítimo como terrestre, están planteando cambios que rompen su curso natural. No hace mucho nos enteramos de que los osos polares empezaban a practicar el canibalismo. El hielo se derrite y provoca cambios irreversibles entre la fauna que habita los océanos. Asimismo, la pesca incontrolada en muchos puntos del planeta, la cruel matanza de animales como focas o leones marines o la devastación de los bosques está afectando, y mucho, el ya castigado ecosistema del planeta tierra. No podemos olvidar tampoco que a las alteraciones provocadas en el planeta se deben, en buena medida, muchas de las catástrofes que en la última década han matado a miles de personas. La agresividad del huracán Katrina o del mismísimo Tsunami beben directamente de las alteraciones en el sistema natural. La desertificación repercute en que muchos pueblos se queden sin comida y el deshielo puede hacer que muchas ciudades del planeta terminen bajo el agua. Si el cambio climático no es preocupante, que se celebre la próxima cumbre un poblado de Rwanda o en uno de los pocos icebergs que quedan enteros en el Polo Norte.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Eufemismo "a la italiana"

La violencia es verdaderamente repugnante. Es capaz de convertir al más violento en un beato santificado, de ocultar las injusticias y de aumentar la censura de la libertad de expresión. Silvio Berlusconi fue atacado el pasado domingo, según las fuentes oficiales, por un "perturbado". Es evidente que ver la deplorable imagen de "Il Cavaliere" con el rostro ensangrentado nos impactó e irremediablemente, nos hizo surgir un pequeño sentimiento de pena. Alabar este tipo de agresiones no es propio de una sociedad democrática pero, al igual que muchos, a mi también se me pasó por la cabeza la idea de "se lo merece". Y siendo coherentes, quizás Berlusconi no merecía que le rompieran la boca con una reproducción en miniatura del Duomo, pero si merece ser castigado por la larga lista de delitos cometidos en sus mandatos. La coacción, la represión, el despotismo o la manipulación de los medios de comunicación, censurando a todo aquel quien se atreva a ser crítico con las políticas de su gobierno, constituyen sin duda, junto a la más que probada corrupción, motivos suficientes como para que alguien sea destituido del poder para ser juzgado y condenado.

Europa ha superado, afortunadamente, la aplicación de la Ley del Talión basada en el ojo por ojo, por lo que la violencia no justifica más violencia. A pesar de esto, no se puede obviar que Berlusconi es un ser violento. Sus bromas machistas, su actitud totalitaria, su falta de respeto a los inmigrantes o sus políticas que dejan en la pobreza más extrema a millones de personas constituyen una amenaza para la paz en el país. Curiosamente, parece que pocos se atreven a hablar con claridad. Ahora parece que los políticos de todo el mundo prefieren seguir haciendo la vista gorda y, al mismo tiempo, apoyar al primer ministro italiano en unos momentos tan duros. Él mismo se vanagloria de ser un beato "lleno de amor" perseguido por un "clima de odio". En este grupo de "violentos" están los jueces, los periodistas incómodos, los líderes ecologistas, los movimientos de izquierdas y, como no, los temibles comunistas.

Estoy seguro de que son muchos los que sintieron algo parecido a lo que yo cuando vieron las imágenes de la agresión, sin embargo prefieren contribuir a convertir Berlusconi en una víctima de la crispación que vive el país, ironías de la vida, que el mismo ha fabricado. Al fin y al cabo, parece ser que el suceso le ha venido bien a Berlusconi. Ahora tiene más poder para tapar la boca de todos aquellos que se atrevan a criticarle aunque, eso si, cambiando el verbo "censurar" por "apaciguar".

jueves, 10 de diciembre de 2009

El sexo calienta el planeta

El sexo relaja al ser humano, le ayuda a ser más positivo y a tener una mayor confianza en si mismo. Los expertos recomiendan llevar una vida sexual activa con el fin de mantener una mente fuerte y equilibrada. Por algo será que cuando alguien muestra un reiterado mal humor siempre se dice aquello de "es un malfollado" o "lo que necesita es un buen polvo". A pesar de todas estas certezas, los caminos del sexo son inescrutables. No todo el que goza de una vida sexual activa es justo ni honrado. Muchos seres desalmados presumen de tener relaciones sexuales a menudo. El sexo puede ejercer de medicina, pero también puede convertirse en una peligrosa arma de doble filo: El placer a veces tiene un precio muy elevado. Y es que cuando este se convierte en una mercancía o en un mecanismo para intentar llenar los vacíos emocionales de un individuo, pierde toda su riqueza natural. El sexo es magia cuando sirve de instrumento para que dos personas se comuniquen en toda su esplendor, maximizando deseos y sentimientos. El sexo es un virus cuando sirve para comprar, vender, explotar y dinamitar la mente humana.

Sea como sea, las prostitutas de Copenhague han decidido contribuir a que los líderes mundiales, reunidos durante este mes de diciembre en la crucial cumbre del cambio climático, estén lo más relajados posibles con el fin de tomar las decisiones más oportunas para que el mundo no explote a corto plazo. En respuesta a la petición de las autoridades municipales de la capital danesa, quienes pidieron a los responsables de los hoteles que evitaran la presencia de trabajadoras del sexo durante las fechas en las que se celebre la cumbre, las prostitutas danesas han comunicado que harán servicios gratuitos a los delegados que acuden a la cita mundial. Desconozco si la oferta iba en serio pero de lo que no me cabe duda es de que existe una estrecha relación entre el cambio climático y la prostitución. Buscando el punto irónico, el sexo mueve el mundo y el aumento de la prostitución es proporcional al de los flujos de inmigrantes que se desplazan por culpa de la pobreza de sus países. Tiene algo que ver el sexo con el calentamiento global? Saquen conclusiones.
.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

La gran farsa de Copenhague (1)

Las navidades ya están aquí. Millones de personas en todo el mundo se preparan para gastar el dinero que no tienen, consumir los productos que no necesitan y sonreír al vecino, aunque su reiterada estupidez ponga de los nervios al mismísimo papa noel. Si señores, ya no queda mucho para que lleguen esos magníficos días. Y bien, oportunamente, los líderes mundiales han decidido celebrar la famosa cumbre de Copenhague. La capital danesa ha sido el escenario en poco tiempo de dos grandes citas de distinta importancia. Si en octubre se decidió que Rio de Janeiro albergaría las olimpiadas de 2012, provocando una enorme decepción en el si de la glamurosa delegación española y su corazonada, desplazada para apoyar la candidatura de Madrid, ahora toca hablar del temido cambio climático. Como es habitual en las altas esferas políticas mundiales, no faltarán los lujosos coches oficiales, los hoteles de cinco estrellas, las cenas de cinco tenedores y algún que otro espectáculos circense para entretener a los asistentes y acompañantes.

No tengo la menor duda de que los representantes de cada país harán buenos discursos en los que se jactarán de haber hecho lo mejor para el planeta. Es muy probable que se lleguen a bonitos acuerdos para reducir las emisiones de CO2 (los llamados Gases de Efecto Invernadero). Buenos propósitos como los que nos hacemos el resto de mortales en la noche de fin de año. Que si dejar de fumar, que si hacer ejercicio cada día, que si ser más responsable, que si mejorar como persona... la lista tiende a ser cada año más larga, puesto que acumulamos aquellos deseos que no cumplimos en el año anterior. Los "líderes" mundiales hacen algo semejante, aunque con más delito. Y es que casi todos saben perfectamente que no van cumplir prácticamente nada de lo acordado en la cumbre. En conclusión, la puesta en escena no es otra cosa que un paripé para salir en los medios de comunicación y, al mismo tiempo, calmar los ánimos de la comunidad científica mundial, las organizaciones no gubernamentales y los activistas ecologistas.
.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Un pequeño gesto

Dicen que con un pequeño gesto individual contribuye a un gran paso para la humanidad. Reciclar todas esas botellas de vino que se van amontonando en nuestras cocinas, supone un enorme ahorro para la sociedad. Lo mismo pasa con el papel, el plástico... si en vez de utilizar las bolsas de plástico del supermercado, llevamos nuestro propio bolso, la naturaleza nos lo agradecerá. Por desgracia... esto también significa que tirar una pila o una bolsa de plástico en un bosque, puede generar un enorme problema para la humanidad. Es decir, un pequeño gesto, puede que haga retroceder a toda la humanidad. Los pequeños detalles deberían ser el principio de todo gran cambio. Ir a comprar el pan andando, en vez de coger el coche o algo tan simple como reciclar los plásticos o papeles son sin duda un gesto necesario para que el desastre ecológico final no tenga lugar a corto plazo. Hay tantas pequeñas cosas que se pueden hacer!

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Ideales futuristas


Dicen que el ideal del romanticismo ha muerto des de hace tiempo, dicen que para nada sirve ya el idealismo, dicen que el futuro pinta mejor aunque mañana no se podrá respirar por culpa de la contaminación feroz que nos invade. Es entonces la vida, ¿un lujo hipotecado?

Vivamos en un nuevo ideal romántico, vivamos otra plenitud idealista que se adapte a los nuevos vientos del hoy sin dejar de tocar la tierra.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Desencanto


Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad.

Jean Paul Sartre

jueves, 26 de noviembre de 2009

Inserción desactivada por solicitud

Cada día me asombra más la política de ciertas multinacionales discográficas a la hora de impedir que la música llegue libremente al público. Me explico, el otro día quería yo publicar un vídeo que acababa de descubrir en youtube en mi cuenta de facebook, cuando me di cuenta de que había un inquietante mensaje en el apartado dónde debería haber el código html para hacer el "embed". Si, este que está justo debajo de la dirección url y que te permite publicar el vídeo en cualquier red social o en tu blog. El mensaje decía "inserción desactivada por solicitud". Es decir, que me impiden que publique el vídeo en cualquier otra parte. Dirán que esta medida se toma en favor de los derechos de autor, aunque uno no comprende que se vulnere la propiedad intelectual por el simple hecho de difundir un vídeo que ya está publicado en youtube. El sistema de reproducción (llamado técnicamente "streaming") se mantiene intacto en el formato de youtube y, que yo sepa, compartir un vídeo sirve para que más personas lo puedan disfrutar. Incoherencias del sistema que siguen confundiendo al público y poniendo toda clase de impedimentos para que la cultura siga su curso natural. Ayer encontré un modo de saltar dichas barreras. Bien, a modo de ironía, hallé un vídeo que recrea el original mediante muñecos de Lego. En concreto di con la recreación del vídeoclip de la canción "Monster" de los galeses The Automatic. Con una técnica bastante casera, el autor del montaje consigue una auténtica joya.



Anteriormente también había encontrado un vídeo semejante. El vídeo de la pegadiza "Hips don't lie" de Shakira en versión Playmobil. Vean y comprueben. Hay que advertir que es probable que algún día las discográficas consigan quitarle la canción original al vídeo, pero de momento aún se pueden disfrutar en todo su jugo.


miércoles, 25 de noviembre de 2009

Silencio incomodo


El silencio es como el viento: atiza los grandes malentendidos y no extingue más que los pequeños.

Elsa Triolet

martes, 24 de noviembre de 2009

Insultar es bueno para el corazón

En mis tiempos en el colegio había un profesor que siempre amenazaba, a todo aquel que se atreviera a pronunciar vocablos socialmente incorrectos, de limpiarle literalmente la boca con una pastilla de jabón para que aprendiera a ser bien hablado. La imperante tendencia actual a proferir insultos, no solo en las aulas del estado español sino también en ámbitos dónde se presupone que los individuos son adultos, preocupa a ciertas esferas sociales, aunque escasamente. El pasado mes de septiembre el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya revocó una sentencia previa que consideraba procedente el despido de un hombre que llamó a su jefe "hijo de puta", dando la razón al empleado y obligando la empresa a readmitirlo. Dicha sentencia sentó una base legal que nos permite insultar a nuestro jefe sin problema alguno, o por lo menos sin que tengamos que lamentarlo más tarde. Dicho sea que fomenta que los empleados insulten a su jefe, metiéndose con la buena señora que le trajo al mundo y porque no decirlo, alienta la violencia verbal entre individuos.

Un estudio asegura ahora que soltar la ira en el lugar de trabajo puede disminuir el riesgo a sufrir un infarto. Curiosas conclusiones la de estos científicos suecos que han realizado el estudio, publicado en el Journal of Epidemiology and Community Health. Y es que resulta que quienes se comen los marrones del trabajo sin abrir boca y permitiendo que el jefe les pise repetidamente tienen el doble de posibilidades de sufrir un ataque al corazón o de otra enfermedad coronaria que los que se plantan. No es por dudar del rigor de este estudio, ni mucho menos, pero es bastante obvio que guardar las penas y las rabias sin expresarse ni canalizar los sentimientos negativos, sufren más ansiedad y pueden padecer trastornos en su forma de ser. Vamos, es lo que siempre nos dicen cuando estamos tristes: "Llora todo lo que debas! Deja que tu tristeza salga!". Exteriorizar las emociones, tanto positivas como negativas, es imprescindible o para que un individuo consiga tener estabilidad y distinguir racionalmente aquello que sus sentidos perciben. Dejar que la ira salga de la mente, mediante un abanico de miles de posibilidades, debería estar contemplado por el gobierno.

Volviendo al fenómeno que nos ocupa. La complejidad de la sinrazón humana es quizás un autentico enigma de difícil entender. Sin embargo, siendo razonables, insultar al jefe solo empeora el ambiente en el lugar de trabajo. Hablamos de paz cuando en realidad vivimos en una sociedad demasiado violenta. Si el jefe es un "mamonazo" que se dedica a incordiar al empleado es quizás porque exterioriza sus fracasos emocionales no resueltos. No hablamos en términos de psicología, sino que simplemente observamos uno de esos fenómenos que se asemejan al pez que se muerde la cola. El estrés, la falta de comunicación entre las comunidades, la desconfianza, la destrucción de lo que antiguamente eran mecanismos que ayudaban a mantener un cierto equilibrio, a pesar de que no en todos los ámbitos, se han visto aumentados por el ritmo de vida actual. Las instituciones socializadoras se han visto alteradas por una revolución tecnológica y culturar que se desintegra en miles de partículas que somos incapaces de asimilar. No hay que demonizar el progreso, pero si tener en cuenta que este se ha acelerado tanto que no nos permite disfrutar del trayecto. La calidez del barrio, el respeto hacia los demás o la virtud de valorar la riqueza de las relaciones con nuestros iguales es algo que se ha ido desintegrando en los últimos años.

Lógicamente el mundo de paz y amor que Gandhi planteó en su momento es algo impensable, dada la natural evolución de la humanidad. Sin embargo, en vez de permitir que un empleado insulte a su jefe (o que un jefe abuse de su poder para descargar su ira contra el personal) las instituciones deberían hacer hincapié en el porqué se producen estas situaciones. Si bien es cierto que en algunas ocasiones cualquiera puede cruzar el límite y dejarse llevar por ciertas situaciones que se producen en la vida, es digno quien fuera de este momento sabe sacarle hierro al asunto. Sea como sea, el que sepa relativizar los conflictos y lucha por canalizar sus frustraciones (ya sea a través del deporte, la música o la literatura) es posible que consiga, sino vivir más años, tener una existencia agradable y provechosa. Que la vida son cuatro días y la mitad los pasamos durmiendo!

sábado, 21 de noviembre de 2009

El otro Faraday

Una de la genialidades de la popular serie Lost reside en el hecho de que sus personajes no son exactamente ficticios, sino que prácticamente todos están inspirados en una personalidad histórica. Si el enigmático y a la vez entrañable John Locke (interpretado por Terry O'Quinn) se basa en el pensador del siglo XVII, no solo en el nombre sino también en ciertos aspectos de su personalidad. Y es que el Locke encarna planteamientos muy parecidos a los que el filósofo planteó, quien considera la ley natural un decreto divino que impone la armonía global a través de una disposición mental. En el transcurso de la serie, Locke se obsesiona con la idea de que la isla debe dictaminar quien muere y quien vive.

Otro personaje impactante de esta magnífica producción es Daniel Faraday (interpretado por Jeremy Davies). Físico caótico y desordenado, Faraday es el paradigma de aquellas mentes prodigiosas que hicieron avanzar las civilizaciones, aunque en su momento fueron considerados unos dementes. Al no cumplir las normas establecidas, muchos prodigios fueron marginados en vida y reconocidos por la comunidad científica, aunque a título póstumo. La cuestión es que el otro día descubrí un poco más sobre el científico que inspira al personaje de la serie. Gracias al libro Física de lo imposible, obra del físico teórico norteamericano Michio Kaku, me adentré en el fascinante mundo de Michael Faraday, físico del siglo XIX que vivió obsesionado por la posibilidad de crear campos de fuerza. Aunque nunca consiguió dar con la fórmula para fabricar campos electromagnéticos, como los que se describen en numerosas obras de la ciencia ficción, Faraday hizo grandes descubrimientos sin los que hoy en día no tendríamos la vida que tenemos. Sin ir más allá, consiguió crear generadores capaces de iluminar a una ciudad entera. Tal y como cuenta Michio Kaku en su libro, "la clave de los grandes descubrimientos de Faraday estaba en sus campos de fuerza. Si se colocan limaduras de hierro por encima de un imán, las limaduras forman una figura parecida a una telaraña que llena todo el espacio. Estas son las líneas de fuerza de Faraday, que muestran gráficamente como los campos de fuerza de la electricidad y el magnetismo llenan el espacio".

Sin que un servidor se considere precisamente un erudito de la ciencia, lo cierto es que el universo de este científico me ha despertado una gran fascinación por las leyes que imperan en la física. Quizás porque a veces pueden explicar lo inexplicable o simplemente porque plantean enigmas que demuestran que la humanidad aún se encuentra en la prehistoria del conocimiento. Asimismo, Daniel Faraday tiene muchos puntos en común con el físico británico. El personaje de la serie vive obsesionado con los campos electromagnéticos que hacen de la isla un sitio invisible para el resto del mundo, a la vez que producen fenómenos temporales y espaciales que violan los límites de nuestra razón. Sus descubrimientos serán de gran valor para los demás personajes que se encuentran en la isla. No cabe duda de que Lost es una fuente inagotable de narrativas y metáforas para cualquier aficionado a la semiótica.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

El gran secreto de Telecinco

No es ninguna sorpresa que Telecinco esté habitualmente entre los canales con más audiencia de la televisión en España. Dicen que si mil millones de moscas comen mierda por algo será. Podemos pensar que la sociedad es simplemente estúpida, o bien analizar el complejo sistema con el que la televisión consigue manejar a las masas a su antojo. Telecinco es una fábrica de contenidos que se nutren del morbo, la violencia y el sexo más superficial y banal. No es de extrañar, el dueño de esta cadena es el gran caballero don Silvio Berlusconi, cuya afición a los placeres carnales y las fiestas salvajes, junto a esa facilidad que posee a la hora de suscitar polémica cada vez que abre la boca o toma una decisión como primer ministro, le convierten en el jefe ideal para Telecinco.

Líder de audiencias en la televisión analógica y digital, Telecinco también ha conseguido alzarse como una de las cadenas televisivas con mayor éxito en la red. El portal Telecinco.es acumula un buen número de visitas y es un complemento perfecto para el nuevo concepto de la televisión actual, en el que la red es un canal más para difundir contenidos a la vez que aumenta la interactividad con el público. La cuestión es que hoy descubrí porqué el portal web de Telecinco tiene tanto éxito. Véase en la imagen como incluyen, así como quien no quiere la cosa, la palabra "sexo" aparece en la barra de contenidos inicial. Si, al lado de otros apartados como son blogs, informativos, series o servicios. El mote que define "del sexo o la sexualidad o referente a ellos" es, sin ninguna duda, la palabra mágica en Internet. Más de 600 millones de entradas salen cuando ponemos la palabra "sex" en el buscador, y cerca de 92 millones cuando ponemos la palabra en español. La cuestión es si realmente es necesario que en el menú del portal web de una cadena de televisión se incluya este término como si nada. Quizás si este blog se llamara opiniones sexuales o sexo deambulante, las visitas aumentarían por mil y un servidor podría vivir de la publicidad. Quizás me lo piense, aunque siendo razonables, banalizar uno de los tesoros más singulares de la humanidad es más bien estúpido. Aunque quizás ya sea demasiado tarde.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Pasando el tiempo


No hace falta utilizar frases absurdas para explicar pensamientos vulgares, no es necesario hacer uso incorrecto de la poesía para llamar la atención en unos tiempos mediocres, sin colorantes, que brillan por su invisibilidad. Me gusta escribir sobre aquello que pocos puedan entender. Andar por rutas perdidas puede llegar a ser apasionante, divagar por el sin sentido puede llegar a ser excitante. Me motiva.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

El poder de la música

Dijo Wayne Coyne, célebre cantante de los The Flaming Lips

"la música es asombrosa. Ofrece un cierto confort metafísico en el que te permite estar aislado y solitario a la vez que te dice que no estás solo...Realmente la única cura para la tristeza es compartirla con alguien más. Y por eso, la música, las películas, los libros, son tan importantes. Sin el arte sin la comunicación, no podríamos vivir más allá de los treinta, de lo tristes y deprimidos que estaríamos".

Quizás podría añadir, siguiendo la misma idea de Coyne, que la música es mil veces más útil que un libro de auto ayuda y, en algunas ocasiones, que un psicólogo. Esa melodía abierta, que no entiende de distinciones, canaliza toda emoción humana y la centrifuga hasta estabilizarla. El sonido de la tolerancia que permite pensar y vislumbrar una salida cuando la oscuridad nos la oculta. La música te permite bailar y disfrutar de tus alegrías, a la vez que te exige llorar para eliminar cualquier tristeza. Solo tienes que saberla manejar para escoger qué notas deseas que te acompañen. Quizás la música sea verdaderamente la única amistad que permanece para siempre, que no traiciona ni maltrata a quien la ama. Las canciones nutren nuestra comunicación de mensajes vitalistas construyendo un nuevo mundo imaginario dónde las lagrimas son muestras de alegría, dónde las reglas son ser tan libre como uno pueda, dónde el egoísta es quien más comparte. Nunca hay que dejar que la música deje de sonar.


lunes, 2 de noviembre de 2009

A Manu Chao no le gusta ADN

El popular músico mestizo José Manuel Thomas Arthur Chao, conocido como Manu Chao, ha demostrado no estar tan en contra del sistema como su imagen pública no da a creer. El ex vocalista de la Mano Negra percibirá ni más ni menos que 20.000 euros tras la sentencia que dictamina que el periódico gratuito ADN y la agencia The Love Comes plagiaron el tema Me gustas tú (incluido el lema) en un anuncio. Se supone que esta cantidad tiene que reparara los "daños morales" que, según la justicia, han afectado al artista por el plagio de la canción. Y aún hay más, la discográfica (según algunas fuentes la marca Radio Bemba, aunque en teoría debería ser la poderosa Virgin) percibirá alrededor de 70.000 euros tras la sentencia del juez.

No nos engañemos, no es que se haya plagiado el tema sino que simplemente se ha utilizado el mismo lema y, lo aceptamos, el estribillo tiene un parecido razonable con la canción que Manu Chao publicó en "Próxima estación, esperanza". Aun así, no cabe duda de que la cantidad a pagar es totalmente desproporcionada sin tener en cuenta que el anuncio en ningún momento ha perjudicado ni al cantante ni a su discográfica. Casualmente Manu Chao se vio envuelto en una polémica, en 2007 por utilizar el aviso del metro de Madrid, en el que la voz de la locutora de RNE María Jesús Álvarez y la del actor de doblaje Javier Dotú anunciaban "próxima estación, Esperanza. Avenida de la Paz", en una de las canciones del mismo disco. El cantante tuvo entonces que indemnizar a los dos demandantes y pidió disculpas por los posibles daños ocasionados.

Quizás es que simplemente vivimos en un mundo en el que sacar tajada por cualquier cosa es una obligación de cualquiera. Se entiende que un artista tan conocido por su activismo antiglobalización y en favor de las causas más izquierdistas se oponga a que sus temas sean utilizados en beneficio de organizaciones capitalistas y deshonestas, por partidos políticos de la derecha o para tergiversar el mensaje original. Deberemos tener cuidado en no escribir un poema a nuestro ser querido diciéndole "me gustas tú".... no sea que Manu Chao nos ponga una demanda.

jueves, 22 de octubre de 2009

Si es natural es bueno, o no....

El Ministerio de Sanidad español acaba de presentar los resultados del Informe sobre el cannabis. Los datos son más que preocupantes. Unos 40.000 jóvenes tienen serios problemas en sus estudios debido al consumo de porros. Se diga lo que se diga, centenares de médicos y científicos de todo el mundo han demostrado que los efectos de esta sustancia, a corto y a largo plazo, son muy perjudiciales para el cerebro. Es más, en muchas ocasiones, el consumo de cannabis es el responsable de activar ciertas enfermedades como la psicosis o, incluso, la esquizofrenia. Lamentablemente vivimos en una sociedad tan mecanizada e industrializada que tergiversa enormemente la información en base a la sabiduría popular. No es nada raro escuchar afirmaciones del tipo "un porrito siempre relaja" o "como va a ser malo, si es natural!". La percepción de que todo aquello que es natural es bueno y no pude hacernos daño está demasiado arraigada en las estructuras sociales modernas. Nadie se comerá un exquisito plato de la variedad setas Amanita phalloides , puesto que sabemos que son mortalmente nocivas para el ser humano. Las setas son de lo más natural que hay en nuestros bosques. Crecen debajo del tronco gracias a la humedad que dejan las lluvias. Y es que como ya nos advirtió Séneca "la armonía total de este mundo está formada por una natural aglomeración de discordancias". Saquen conclusiones.

jueves, 8 de octubre de 2009

Razonablemente


"Hay momentos en la vida en el que un hombre razonable debe admitir que ha cometido un error terrible... lo cierto es que yo nunca fui un hombre razonable"

Big Fish

miércoles, 7 de octubre de 2009

El año 2000

Cuando era yo pequeño siempre me contaban que en el año 2.000 todo cambiaría. Iríamos de vacaciones a la luna, los robots limpiarían y no harían la comida, los coches serían ultra rápidos y se desplazarían sin tocar el suelo y vamos, que todo sería mágico y virtual. Llegó el cambio de milenio y, a pesar de los notables cambios tecnológicos que se han experimentado, como la popularización de Internet, el uso de teléfonos móviles con los que puedes hacer fotos y grabar vídeos o la nueva era digital, nada de lo que me contaron se ha cumplido exactamente. No puedo estar decepcionado, pero la verdad es que el mundo sigue siendo cruel, la miseria y el hambre siguen azotando el llamado tercer mundo y la destrucción del planeta es cada vez más evidente. Ni tan siquiera se cumplió el temido Efecto 2.000, aquel caos que tenía que imperar en todo el mundo porque los ordenadores serían incapaces de asimilar el cambio de la primera cifra del año. Una farsa que tuvo a medio mundo en alerta hasta que evidentemente, se probó que nada pasaba después de las doce de la noche de aquel 31 de diciembre de 1999. La primera década del nuevo milenio está apunto de terminar sin que el mundo haya cambiado las estructuras que lo sujetan. El poder sigue en manos de los de siempre, los conflictos de siempre siguen provocando guerras sanguinarias, los pobres siguen siendo muy pobres y los ricos ganan cada vez más dinero. Quizás debamos esperar al año 3.000.

sábado, 3 de octubre de 2009

La lechera y su "corazonada"

Dice la fábula que había una vez una lechera que iba de camino al pueblo con un cántaro de leche para vender en el mercado. Andando por el camino la joven se puso a imaginar qué haría con el dinero que obtendría de la venta de la leche. Pensó que con el dinero que le darían en el mercado unos huevos se podría comprar para sacar con ellos cien pollos que, después de venderlos, le darían dinero suficiente para comprar unos cochinos. Imaginó finalmente la lechera que, gracias al cántaro de leche, llegaría a tener una bonita granja en la que vivir. De tanto imaginar la joven no prestó atención a las piedras que en el camino había, de modo que de repente tropezó. En un instante todos sus sueños se desvanecieron y la pobre lechera a su casa tuvo que regresar sin leche y sin dinero.

Al igual que la joven lechera, los responsables de la candidatura olímpica Madrid 2016 tuvieron la mala idea de agarrarse a un sueño y creérselo sin ser conscientes de cual era la realidad. Con el "tengo una corazonada" como eslogan, recuperaron esa prepotencia tan característica en nuestro país. Recordar solo aquellos mundiales de fútbol en los que la selección nunca pasó de cuartos de final, aunque toda la maquinaria de los medios de comunicación daban por hecho que no había rival con entidad suficiente para vencer a "la roja". Quizás sea por aquel glorioso pasado colonial que con tanto orgullo se cuenta en los libros de historia o simplemente esa insistencia en querer emular al célebre Don Quijote de la Mancha, que con enorme valentía desafió a los viejos molinos de los campos castellanos. Los juegos olímpicos de 2016 se fueron a la brasileña Río de Janeiro, en una decisión bastante lógica y previsible si tenemos en cuenta que nunca se habían celebrado en América del Sur.

Cabizbajos y enojados por la decisión del comité olímpico, los representantes de la candidatura abandonaron Copenhague y volvieron a Madrid. Sus corazones dejaron de latir de golpe aunque, eso si, advirtiendo que había sido un error conceder los juegos a Río. Síntomas evidentes de males perdedores para una delegación que se dejó en esa candidatura nada más ni nada menos que 37'8 millones de euros. Un dinero que bien se podría haber invertido en ayudar a remontar la economía del país. Un dinero que al igual que la leche del cántaro de la chica de la fábula se derramó por el suelo evaporándose para siempre.


sábado, 26 de septiembre de 2009

The Go! Team: "delirium indie" (BAM '09)

Combinar lo mejor del sonido independiente de corte británico, con eléctricas dosis del funk más setentero, con el rap más ochentero y alguna que otra cucharada de folk parece una locura. Si un grupo practicara dicha fusión haría volver loco a cualquiera de esos críticos elitistas que tanto empeño ponen en buscar etiquetas de lo más pintorescas y rebuscadas. Pues existe una formación que consigue mezclar y actualizar los sonidos más genuinamente underground con una maestría que solo en concierto brilla con todo su esplendor. Los ingleses The Go! Team consiguen hacer bailar incluso al público más frío y aburrido y ayer en Barcelona ofrecieron un concierto delirante y dinámico que trasladó al público reunido en la céntrica Plaça Reial a una dimensión tan desconocida como fascinante y llena de energía positiva.

El festival BAM (Barcelona Acció Musical) del presente año se presentaba con algunas dudas sobre la calidad de su cartel. Quizás porque en la ciudad condal estamos ya muy acostumbrando a un cierto nivel en lo que respecta a los festivales y conciertos que se viene llevando a cabo en los últimos tiempos. Aunque para todo aquel que se precie de ser un amante de la música debería ser una obligación el saber buscar y descubrir nuevos grupos acudiendo a conciertos de todo tipo. Un servidor así se considera y aunque los grupos que actuaron en el concierto que ayer tuve el placer de disfrutar no son ni mucho menos unos desconocidos del panorama indie, quizás no entraban en mi biblioteca mental de formaciones a tener en cuenta.

El indomable Patrick Wolf sorprendió por su estética y puesta en escena, al mismo tiempo que gustó por un peculiar estilo que bebe de la electrónica más salvaje y caótica, el dulce y pegadizo ritmo de los violines folclóricos irlandeses, una voz grave pero a la vez flexible y una guitarra al estilo Kiss que proyecta sonidos atípicos e inverosímiles. Un músico que demuestra en el escenario su espectacular dominio de instrumentos de toda clase. El arpa, el clarinete, el piano, el órgano, la armónica, la guitarra y por supuesto, el violín dan mucha profundidad a las canciones del británico. A modo de icono gay, Patrick paseó por el escenario como una verdadera divinidad del pop contemporáneo, dando muestras de ser un soberbio músico, a la vez que un gran intérprete de gesto. Mención debo hacer también para la banda que lo acompañó, con una violinista que en todo momento acompañó la locura del cantante con unas impresionantes interpretaciones.




The Go! Team me sedujeron de principio a fin. La versatilidad estílistica de la banda de Brighton, con la leona e insaciable vocalista Nkechi Ka Egenamba "Ninja" (nacida en Londres aunque de padre nigeriano y madre con raíces egípcias) al frente y el delirio de los seis integrantes que en ningún momento pararon de bailar y moverse de un lado a otro, impactó en una Plaça Reial abarrotada de público de todas las procedencias. Abriéndome paso entre los guiris despistados que deambulaban por una ciudad que les fascina, modernas alocadas con su cartón de sangría en mano, adolescentes en busca de un compañero con quien disfrutar de la noche más allá de la música en vivo, chicos con ganas de bailar, gente que andaba buscando los marcianos después de tomar un exceso de sustancias psicotrópicas y los imprescindibles "paquis", que ofrecían en todo momento latas de cerveza frías a precio razonable, conseguí llegar a segunda fila. Enseguida me llamó la atención la diversidad de los componentes del grupo. Las asiáticas Chi Fukami Taylor (batería) y Kaori Tsuchida (batería, vocalista y teclista) aportan, junto a Ninja, un llamativo toque exótico a la banda. Y esa diversidad se ve reflejada sin duda en su estilo musical, tan anárquico como fascinante.



En algo más de una hora de actuación, The Go! Team hicieron estallar su particular volcán de ritmos con las dos baterías sonando al unísono. Canciones que en ningún momento se centran en la melodía pero que se presentan con tanta intensidad que invaden de alegría incluso al más amargado. En un par de ocasiones la formación se decantó por dar descanso a tanto baile alocado tocando canciones dulces y sencillas, con armónica y banjo incluido. Su versatilidad también se demostró mediante las rotaciones instrumentales, en algunos momentos fue Ninja quien se puso al mando de la batería para que Kaori ejerciera el papel de vocalista. Ian Parton, el fundador de la formación, estuvo un poco más frío que sus compañeros aportando el pequeño toque de seriedad necesario para mantener el equilibrio perfecto.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Gordos (o lo que se esconde en una barriga)

No hace muchos meses que una compañía irlandesa de vuelos de bajo coste estuvo dando vueltas a la posibilidad de establecer una "tasa para gordos". La idea consistía en aplicar una tarifa especial para aquellas personas con un nivel de masa corporal superior a los cánones que la sociedad establece como validos. La polémica desatada y otras circunstancias que se desconocen hicieron que los responsables de la compañía abandonaran la idea. La obesidad es, probablemente, uno de los mayores problemas de las sociedades occidentales. No solo por los evidentes problemas de salud que alguien con exceso de peso puede padecer, sino también por los estigmas, la discriminación y los traumas que se pueden generar en el individuo con exceso de peso.

El realizador Daniel Sánchez Arevalo, con su película Gordos, nos muestra sin pudor la fragilidad del ser humano, incluyendo todos aquellos mecanismos que cada uno desarrolla con tal de compadecerse a si mismo y justificarse delante del resto. Sin caer en fáciles moralismos ni tópicos absurdos, la película se sirve del problema de la obesidad para introducirse en los miedos, las inseguridades y la retorcida falsedad que siempre queremos aparentar. Desde la sexualidad hasta las relaciones de pareja, pasando por la soledad, la familia, los lazos de conveniencia, los bloqueos o el miedo a ser uno mismo. Cinco historias enlazadas entre ellas por un grupo de terapia. Personajes muy bien trabajados que nos demuestran que incluso aquel individuo que aparenta ser el más cuerdo, puede encontrarse sumergido en su particular fracaso.

A destacar el buen trabajo de Antonio de la Torre, quien tuvo que engordar 33 kilos con tal de meterse en el papel de Enrique, la cara televisiva de una conocida marca de pastillas para adelgazar que en realidad sufre su propia pesadilla. Un hombre que ofrece un falso rostro ante las cámaras de la televenta, puesto que en realidad necesita comer para intentar paliar una ansiedad que le acecha sin cesar. A pesar de que algunas críticos sostienen que Sanchez Arévalo ha intentado comprimir en una sola película demasiadas historias, la realidad es que podemos sacar una intepretación única y elemental: la debilidad, la incertidumbre, la falta de autoestima y el ritmo galopante de una sociedad que cada vez es menos humana, nos conduce irremediablemente a elegir caminos incorrectos, descuidando nuestra salud y olvidando los verdaderos motivos que siempre nos han hecho sentir vivos. Aunque esta sea una lección que no todos los espectadores habrán observado.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Terror en Tordesillas. En honor a la virgen?

No es de extrañar que toda aberración se haga en honor a motivos religiosos. Al igual que la inquisición usurpó con crueldad la vida de centenares de hombres y mujeres sin que hubiera justificación alguna, a día de hoy la violencia persiste en la sociedad "civilizada". La vieja y venerada tradición taurina española nos ha iluminado este verano con multitud de festejos crueles e impropios del mundo moderno y tolerante en el que se supone que vivimos. No son episodios aislados ni nuevos pero por algún motivo, desconocido por un servidor, los medios se han hecho eco de todas y cada una de las brutalidades que se cometen contra el astado por todo el territorio español. El caso más reciente el de Tordesillas, municipio cercano a la ciudad de Valladolid. Sin ir más lejos, este pueblo celebra cada segunda semana de septiembre un acto cruel, despiadado, inconcebible y aberrante. Alegando que es "en honor a la virgen de la Peña", un toro es acribillado a lanzazos hasta que muere desangrado. Pero esto no es todo, cuando el animal cae moribundo y sin apenas fuerzas para luchar, los "héroes" del pueblo le cortan los testículos. Lo más espantoso es que después de recabar cierta información acerca de este acto cobarde y repugnante, uno descubre que a la ceremonia se la conoce como "Torneo del Toro de la Vega" y que tal tradición está considerada como una fiesta de interés turístico regional.

Por suerte, en esta ocasión los contrarios a tal práctica han conseguido que su voz de oíga en toda España. Una manifestación encabezada por Jesús Cifuentes, líder del grupo Celtas Cortos, puso en alerta de la celebración de esta cruel práctica. Quizás aún no se consiga, pero antes de poder terminar con la muerte de los toros en los ruedos, es necesario conseguir que no se celebren más asesinatos como el de Tordesillas. El maltrato y la violencia nunca pueden ser motivo de fiesta. La matanza del Toro de la Vega tendrá lugar mañana, día 15 de septiembre y las iniciativas populares para terminar con esta brutal tradición aumentan día tras día. El PACMA (partido antitaurino) ha recogido firmas y ha presionado a las autoridades locales. A través de Facebook también ha surgido una plataforma en contra del cruel asesinato del toro y si con todo esto no basta, siempre se puede mandar un correo electronico (ayto.tordesillas@dip-valladolid.es) al ayuntamiento de Tordesillas opinando acerca de su "historia" fiesta.

Algunos defienden que se siga procediendo a tal ejecución pública del animal, alegando que se trata de una de las fiestas taurinas más antiguas de España, puesto que viene celebrandose desde hace siglos. Quizás estos defensores de lo injustificable no razonan muy bien. Ofrecer el sacrificio de chicas vírgenes a los dioses, matar a la familia de aquel quien hubiera cometido un crimen, la violencia contra las mujeres o la ablación del clítoris femenino son también tradiciones que se llevaron a cabo a lo largo de siglos en nuestro planeta. No en base a su antigüedad vamos a decir que se deberían seguir practicando . Es verdad que la cultura taurina es un tesoro de incalculable valor en España, es concebible que se sigan practicando ciertos festejos como son la entrada de toros y caballos que se celebra en la localidad de Segorbe (Castellón). Se trata de una muestra de habilidad por parte de los jinetes que conducen a los astados por las calles del pueblo. No hay sangre, no hay violencia. Es un espectáculo dónde la elegancia de los caballos se mezcla con total naturaleza con la bella cursa de los toros. Lamentablemente, el caso de Segorbe es una excepción. Cada verano asistimos a un exagerado número de festejos dónde la diversión se concentra el maltrato al animal. Cobardes mozos se dedican a golpear hasta la muerte a los toros en muchos pueblos de toda España. En la mayoría de poblaciones de la Comunidad Valenciana cada verano se organizan encierros por el pueblo enciendo con fuego las astas del toro y produciendo graves trastornos en el animal, al someterle noche tras noche a las mismas barbaridades. Muchas vaquillas son objeto de maltratos y mueren agotadas después de haber recibido centenares de golpes y en muchos casos fallecen asfixiadas por las altas temperaturas a las que son sometidas dentro de estos remolques de metal.

En Coria, una localidad de la provincia de Cáceres se celebra cada mes de junio otro acto de barbarie y crueldad. El toro es acribillado con soplillos con alfileres y obligado a correr por todo el pueblo hasta que muere por agotamiento. No se puede considerar aún una victoria, pero por lo menos este año se consiguió que el lanzamiento de dardos se prohibiera.

Las autoridades deben tomar medidas inmediatamente dejando de lado la historia de tales tradiciones, puesto que la realidad es más que visible. Torturas innecesarias y maltratos inconcebibles para una sociedad que alardea de ser moderna y avanzada. Si se desea hacer ofrendas a una virgen basta con unas flores rojas y frescas. Seguro que ella nunca querría que se derramara ni una gota de sangre en su nombre.



.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Más allá de lo que (no) vemos

Muchas veces, los seres humanos tendimos a ver las cosas focalizando solo el punto que más nos atrae. Nos empeñamos en pensar que a través de una lupa, los objetos o realidades que queremos observar se verán mejor, nos esforzamos en creer que fijándonos en los detalles sabremos más cosas acerca de nuestro objeto de estudio.

Erramos en el método, pues no hay mejor forma de entender el mundo que a través de una visión global y objetiva. Cerrar los puntos de mira, es ser conformista, por mucho que nos acerquemos, nunca podremos saborear toda la belleza y magnitud de cada una de las realidades que nos rodean.

"Mientras que para la sociedad no existe mayor pecado que la vida contemplativa, los más cultos opinan que la contemplación es la ocupación natural del hombre"

(Oscar Wilde)

domingo, 23 de agosto de 2009

Mentes seductoras

"Me seducen las mentes, me seduce la inteligencia, me seduce una cara y un cuerpo cuando veo a una mente que los mueve y que vale la pena conocer. Conocer, poseer, dominar, admirar. La mente, yo hago el amor con las mentes, ¡hay que follarse a las mentes!"

de Martin Hache

¿Hay que mentalizarse entonces? Puede ser...

lunes, 17 de agosto de 2009

La fabulosa Televisión Digital Terrestre

Se nos vendió, como otros tantos adelantos, como la televisión del futuro. Se nos insistió en que la nueva TDT sería la revolución definitiva, esta que nos conduciría irremediablemente hacia la libertad de la pequeña pantalla. Se suponía, entonces, que con este gran invento podríamos dejar de referirnos al televisor como "la caja tonta". Nada más lejos de la realidad, parece ser que, como es habitual, todo este paquete de promesas y buenas intenciones no es exactamente tal y como nos contaron. La Televisión Digital Terrestre tiene muchos fallos, así que aquello de "a partir de ahora se acabaron las interferencias y las interrupciones" es más falso que la fabricación de armas de destrucción masivas en la Irak de Saddam Hussein. Si señores, muchas veces la emisión se ve alterada por distorsiones pixeladas en la que se oyen voces extraterrestres. Es más, en la gran mayoría de casos, los canales ni tan siquiera se pueden ver.

Otra mentira, la calidad de la programación. Filiales que ofrecen refritos de programas emitidos en su primer canal el día anterior, telenovelas sudamericanas de baja calidad a punta pala, televenta y esos bochornosos y dudosos"concursos" en los que tienes que llamar para responder a sopas de letras o adivinar el nombre que aparece en el panel. Sin ir más lejos el otro día observé atónito como nadia daba en acertar el nombre de un futbolista portugués del Real Madrid con nombre religioso. Qué dificultad! Será que la incultura en este país es más alta de lo que sabemos o bien que, como muchos apuntan, se trata de auténticos fraudes televisivos.

Resulta que encima de mentirnos acerca de la TDT, ahora quiene hacerla de pago. Si si, y es más, la mayoría de aparatos receptores de la televisión digital no serán aptos para tales fines. Tanta comedia para vendernos algo que hace tiempo ya existe, el Digital Plus. En fin, que me devuelvan mi Telefunken.

martes, 11 de agosto de 2009

La tecnología no sustituye al profesor

Existe una sabiduría popular que desde siempre ve en la tecnología una fuente de información siempre verídica. Aquello de “lo han dicho en la televisión” servía para dar crédito a toda a clase de fenómenos e inventos que se vendían como churros o bien terminaban erigiéndose como irrefutables paradigmas. Más tarde, el lugar de la televisión fue ocupado por Internet. Llegamos a un momento en el que cualquiera ejerce de médico, diagnósticos hechos en base a “lo dice en la Wikipedia”, revelaciones acerca de enigmas que nadie nunca supo resolver pero, claro está, si en la red se dice, será que es verdad. Pronto llegó el momento en el que los vendedores de enciclopedias dejaron de llamar a las puertas, ofreciendo el clásico y “genial producto para sus hijos que estudian con los mejores recursos”. Muchos padres creyeron que, antes que una enciclopedia, mejor que el niño disponga de un ordenador de última generación. Elemental! Si tiene cualquier duda, en Internet encontrará la solución! Grave error el de la sabiduría popular. Los niños empezaron a buscar toda clase de usos a su conexión ADSL, y la búsqueda de documentos históricos no es precisamente uno de ellos. Jugar a los juegos en línea, pasar horas en el chat, entrar en foros de dudosa intelectualidad o bajar esas cantidades ingentes de pornografía fueron los grandes usos que los niños dieron a la nueva máquina, la fuente de ciencia que sus padres orgullosamente habían comprando, pensando que hacían una inversión en el futuro de su hijo.

El gobierno español ha decidido poner en marcha el fabuloso Plan Escuela 2.0 que, entre otras cosas, tiene previsto que cada niño, desde cinco de primaria hasta segundo de ESO, disponga de un ordenador portátil. La idea parece buena a simple vista. Quizás llegue a serlo en algún futuro no muy lejano. Sin embargo se me plantean unas cuantas dudas. Aunque un ordenador puede ser altamente útil, ¿es realmente imprescindible que los niños de 10 años tengan un ordenador? No se sobrevalora excesivamente la máquina? Y el profesor? Aunque existan contenidos de calidad y programas que ayuden a un mejor aprendizaje, no nos engañemos. Existen una serie de materias que los alumnos deben aprender, con o sin ordenador. Aunque hablemos de la gran revolución de Internet, aún existen demasiados enigmas acerca de adonde irá el uso de las nuevas tecnologías. Hay que explicar a los profesores, los padres y a la sociedad en general que un ordenador no resuelve nada, simplemente es una herramienta que debe saber utilizarla. De lo contrario, puede que entre los móviles y los ordenadores, la tecnología termine por destruir la humanidad al igual que en una película de ciencia ficción. Sin necesidad de ser apocalípticos, ni negativos, el uso y abuso de cualquier herramienta puede acabar siendo perjudicial. Es decir, puede produciendo precisamente el efecto opuesto al que se pretendía. Que la CPU nos coja confesados.

lunes, 10 de agosto de 2009

Contra la crisis... bajemos los salarios!!

Claro! A nadie se le había ocurrido antes, pero el señor Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la patronal española (CEOE), nos ha quitado esta venda de los ojos. Si señores! La solución al problema es tan simple como que aceptemos una reducción salarial del 1%. Si si, así de fácil. Tal como lo leen. Según este señor, el problema es que los sindicatos se oponen... vaya! Hasta los propios empresarios están dispuestos a bajarse su salario... claro, si es que en el fondo son más buenos que el pan. Con esos miles de euros que ingresan en sus arcas cada mes, no les importa apretarse el cinturón un poco aunque, eso si, hay que ser solidarios. Los mileuristas tienen la culpa de la crisis por poseer tanto título universitario y querer cobrar más de mil euros mensuales. Insensatos! Si es que uno ya no sabe hacia dónde irá todo este embolado al que le llaman crisis económica, término con el que por cierto empezamos a convivir sin rechistar aunque nos cueste entender como los bancos siguen aumentando sus ingresos, el Madrid ficha por millones, la gente se queda sin trabajo, a pesar de tener una carrera y una larga trayectoria profesional, y observamos atónitos como todo es posible en este mundo siempre y cuando lo justifiques diciendo que... la culpa es de la crisis!!!!

miércoles, 5 de agosto de 2009

Genialidad


El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo.

(Aldous Huxley)

lunes, 27 de julio de 2009

Jason Mraz y su sombrero

De buenas costumbres e impecables modales, aunque con esa picardía que tan buen resultado da en el escenario. Ataviado con su característico sombrero, Jason Mraz saltó al escenario del Poble Espanyol de Barcelona ante un público ya entregado a la música de este norteamericano con raíces checas, que aunque algunos ya le hayan etiquetado como artista revelación, lleva a sus espaldas una larga trayectoria llena de éxitos y reconocimientos. Era la segunda vez en pocos meses que Mraz venía a Barcelona, el pasado marzo la Sala Razzmataz tuvo que colgar el cartel de "no hay entradas" semanas antes del concierto. Las condiciones para esta segunda visita del músico eran sin duda idóneas. Verano, escenario al aire libre y una previsible perfecta comunión entre su música y el público asistente. La primera en subir al escenario fue la mejicana Ximena Sariñana , quien tuvo la difícil misión de hacer de maestra de ceremonias antes de la actuación de Mraz. Sus melodías lentas y pesadas, un estilo que intentaba acercarse a su paisana Julieta Venegas, aunque sin lograrlo en ningún momento, hicieron que el público se empezara a impacientar. No es costumbre mía la de criticar a los teloneros, pero en esta ocasión si puedo afirmar que Sariñana carece de esa chispa básica para llegar realmente lejos. Quizás es buena música, demostró desenvolverse con bastante solvencia en el teclado, pero su pecado es querer imitar y no impregnar sus canciones con algo más que melodías que, sin caer en ningún tópico, parecían fabricadas todas con el mismo patrón. A pesar de esto, cabe decir Sariñana, con una larga trayectoria como actriz en telenovelas latinas, puso ganas y pudo arrancar algún que otro aplauso, aunque solo gracias a su tímida simpatía.


Puntualmente a las diez de la noche, subió al escenario Jason Mraz. Debo reconocer que antes de acudir a este concierto, apenas me había fijado en su música. A pesar de saber de su existencia, nunca puse los cinco sentidos a la hora de escuchar como es debido su repertorio. Empezó el concierto a ritmo de película, bailando con un estilo impecable y abriendo el apetito a un público enloquecido que no dejó de cantar y aplaudir al músico. Era previsible que habría entre el público una nutrida representación de adolescentes chillonas que, como es de costumbre a esa edad, apenas saben apreciar la calidad de la música de su ídolo. Sin embargo, gran parte del público estaba integrado por gente que sabía perfectamente lo que iba a ver, cosa que sin duda se notó a lo largo de la hora y media en que Mraz estuvo tocando. Sin desprenderse del sombrero en ningún momento, solo se le cayó en medio de uno de esos bailes efervescentes con los que nos deleitó, el norteamericano puso rumbo directo a un recital lleno de eclecticismo rítmico y gran calidad. Mención imprescindible debo hacer a la banda que le acompaña en su gira. El enorme, en todos los sentidos, Toca Rivera, puso magia y simpatía en la percusión, la sección de viento estuvo magistral y sorprendió al público desapareciendo en medio del concierto, para tocar de repente metidos en un balcón. Un guiño de magia que enloqueció a todos los presentes.


La noche fue animándose conforme Mraz seguía cantando y mostrando unas indiscutibles artes como artista polivalente. Además de ser un músico con muchos años sobre los escenarios, demostró tener una gran clase como actor de gesto, y es que no en vano estudió teatro musical en la American Musical and Dramatic Academy de Nueva York. El apoteosis llegó con la interpretación de temas como el hit I'm yours, o Life is wonderful y Butterfly. Mal resultado dio la interpretación, a dúo con Ximena Sariñana, de Lucky en versión española. Hay canciones que precisan ser cantadas siempre tal y como fueron escritas en su momento puesto que al cambiar el idioma, pierden su esencia. Sin embargo solo fue un pequeño desajuste en una calurosa noche de verano en la que Jason Mraz demostró que las etiquetas comerciales y las campañas de marketing le sobran. Las versiones de All night long de Lionel Richie, primero, y de Three little Birds de Bob Marley, segundo, con el "Every little thing is gonna be alright" entonado al unísono por el público y el cantante, pusieron la guinda a una actuación, con el permiso de Jason, "para quitarse el sombrero".

miércoles, 22 de julio de 2009

La foto de Robert Capa

Resulta ahora que la famosa foto de la muerte de un miliciano fue un montaje. Si, hablamos de la expresiva imagen tomada por Robert Capa (seudónimo que Endre Enrö Friedmann adoptó para americanizar su nombre) oficialmente en Cerro Muriano (Córdoba), y que capta el dramatismo de aquella guerra civil que sacudió España entre el 1936 y el 1939. Se aprecia en la foto como un miliciano del bando republicano cae lentamente, se intuye que antes de morir. Según la información publicada hace unos días por El Periódico de Catalunya, la mítica fotografía fue tomada en la localidad de Espejo, a cincuenta quilómetros de la zona de combate, en unas maniobras de las milicias. La confirmación de los rumores que siempre han puesto en duda que la foto sea exactamente real, se basa en una investigación llevada a cabo por periodistas del rotativo catalán, quienes encontraron el lugar exacto dónde se tomó la fotografía. Consultando con historiadores y otros expertos, llegaron a la conclusión definitiva; la captura que el fotógrafo húngaro y su compañera de profesión, Gerda Taro, hicieron en 1936 fue un montaje con mayúsculas. Federico Borrell, nombre que se dio al miliciano supuestamente abatido en la escena, participó del montaje que Capa y Taro idearon. Curiosamente, no hace mucho que salió a la luz una noticia que afirmaba rotundamente que "La fotografía de Robert Capa fue real".

Según el documental La sombra del iceberg (pdf), rodado en 2007 por Raúl M. Riebenbauer y Hugo Doménech Fabregat, existen numerosos detalles incoherentes en la historia de la foto. El filme descubrió que el personaje que aparece en la imagen no es Borrell, quien efectivamente murió en el primer año de la guerra civil, pero no el 5 de septiembre.

Es bastante absurdo, a estas alturas, denigrar la imagen que el fotógrafo húngaro tomó en aquel septiembre del 36. Peor aún, en un momento en el que la fotografía se ha popularizado de tal manera que todo el mundo con una cámara en mano cree ser un artista, en la era de la informática y el diseño gráfico, en la que es difícil encontrar fotografías espontáneas sin retoques ni maquillajes, no tiene sentido que se juzgue una foto que dio la vuelta al mundo, dando a conocer la terrible guerra civil española. El dramatismo que se desprende del rostro del miliciano, sea cual sea su nombre, es un tesoro que nos recuerda lo que supuso aquella cruel guerra. La fotografía es una forma de comunicar sentimientos, historias, emociones retratando la intensidad del momento. Si la foto se hubiera tomado en las llanuras de Dakota del Sur, quizás si sería reprobable su falsedad. Sin embargo, Capa y Taro tomaron la imagen en la provincia de Córdoba, a escasos cincuenta quilómetros de los sangrientos combates que tiñeron de sangre gran parte del paisaje del país. Seguramente es mejor que el miliciano que muere lentamente en la acción retratada sea para siempre un personaje anónima. "La muerte de un miliciano" debe pasar a la historia como un icono, un homenaje a todos aquellos idealistas que murieron por defender la utopía de la justicia y la igualdad.

Gerda Taro con Robert Capa en París

Con la cámara en mano
Robert Capa nació en Hungría e que hizo un exhaustivo trabajo al dibujar, con su cámara fotográfica, el drama de la guerra civil española. Su pasión por retratar aquello que sucedía en el mundo, le convirtió pronto en uno de los más grandes fotoperiodistas internacionales. Su empeño por mostrar lo más cerca posible los sucesos y la guerras, hizo que muriera en 1954, víctima de una mina en Indochina cuando estaba cubriendo la guerra de Vietnam acompañando a las tropas francesas.


No obstante, cuando hablamos de Capa debemos recordar también a Gerda Taro, quien fue su pareja, sentimental y profesional, durante la guerra civil española. Taro está considerada una de las más grandes fotógrafas de todos los tiempos, aunque la guerra española le arrebató la vida demasiado pronto. Al borde del límite, en la sangrienta Batalla de Brunete, murió arrollada por un carro de combate mientras huía, con un grupo de milicianos, del avance de las tropas franquistas, y de los bombardeos de la aviación. Tenía solo 27 años, aunque la riqueza de su legado artístico la catapultó como una de las figuras históricas de la fotografía. Olvidada por algunos pero magnificada por los expertos, Gerda Taro, junto a su compañero Robert Capa, cruzaron los límites para destapar la verdad, muriendo con la cámara en mano.

lunes, 20 de julio de 2009

El hombre más viejo

Publicaban esta semana los medios digitales que el hombre más viejo del mundo ha muerto. El británico Henry Allingham falleció a los 113 años, recién cumplidos hace pocos meses, y habiendo vivido tanto como para conocer a sus nietos, bisnietos, tataranietos y hasta un chozno (palabra que sirve para definir el cuarto nieto). Dudo mucho que la muerte de Henry haya sorprendido a nadie. Cuando uno tiene semejante edad es normal que tarde o temprano descanse en paz. Sin embargo, el hombre más viejo del mundo es una figura que nunca muere. Siempre existirá alguien que viva tantos años como para ser considerado "el más grande" del planeta. El hombre más grande del mundo es inmortal y siempre aparece en los medios de comunicación. La cultura humana moderna considera la vejez como un privilegio, y es posible que lo sea. Quien vive más de cien años puede presumir de haber recorrido muchos senderos. Puede hablar de miles de anécdotas. Puede dar cuenta a sus nietos, bisnietos y tataranietos de todas las aventuras y experiencias de las que ha sido testimonio. Es más, Henry Allinghan hizo un flaco favor a las autoridades sanitarias cuando afirmó, sin rechistar, que había llegado a tal edad gracias al tabaco y el whisky (y las mujeres).

Resulta gracioso comprobar como la humanidad sigue tan preocupada por alargar la vida. Científicos de todo el mundo trabajan sin descanso para aumentar la longevidad del ser humano, aunque quizás sería más lógico que nos empeñáramos en evitar las muertes antes de tiempo. Sin ir más allá, un grupo de expertos halló recientemente en la mágica isla de Pascua, ese paraíso que parece ser la isla dónde habitan los personajes de la exitosa serie Lost, una molécula que al parecer consigue alargar con creces la vida de los ratones. El hombre ha conseguido en muchas ocasiones cambiar aquellas leyes que la naturaleza había dispuesto. Sin embargo, en lo que se refiere a la vida, debemos recordar que la especie humana ya ha ido aumentado, de forma natural, su esperanza de vida. Ya sea por la alimentación, los avances científicos u otros aspectos, el ser humano ha conseguido lo que hace unos siglos era, probablemente, impensable. Llegar a los 100 años de vida debería ser un motivo de satisfacción. Las cosas podrían ser como nos cuentan en el fabuloso cortometraje La ruta natural, pero no son así.

viernes, 17 de julio de 2009

Direcciones confusas


Sigo buscando la mejor dirección, aquel camino que no viene en los mapas, aquella ruta por la que nadie se atreve a pasar, los atajos más perdidos y los sitios más extraños. Aún así, la búsqueda es toda una experiencia muy agradable.

viernes, 3 de julio de 2009

Los "stakeholders" del Real Madrid

Las astronómicas cifras que se mueven en el mundo del fútbol profesional ya no deberían sorprender a nadie. Nos hemos acostumbrado a leer en los periódicos que un club ha pagado miles y millones de euros por el jugador, por no hablar ya del dinero que este ingresará por temporada. La vuelta de Florentino Pérez a la directiva del Real Madrid ha desatado toda clase de reacciones. Ha sido llegar y besar el santo. En muy poco tiempo, Pérez ha comprado a dos estrellas mundiales a razón de unas cifras que han escandalizado a muchos y sorprendido a otros. Ni más ni menos que 65 millones de euros por el brasileño Kaká, dinero que se ha embolsado el Milán de Silvio Berlusconi, y 96 por el portugués del Manchester United, Cristiano Ronaldo. A lo largo del último mes hemos escuchado opiniones de todo tipo: algunos criticaban que el club se gastara semejante dinero en un jugador en "los tiempos que corren", otros buscaban formas más "humanas" de gastar todos estos millones de euros como y algunos defendían la operación alegando que esto no es más que una industria del ocio, y para que sea rentable, hay que invertir.

No tengo la necesidad de hablar de los miles de niños que mueren de hambre en África, es una obviedad que si se destinara el dinero del fútbol a la causa solidaria, muchas serían las vidas que se podrían salvar. Como es habitual, los debates en este país tienden a polarizarse con demasiada facilidad. Es criticable que el Madrid se gaste semejante cantidad de millones en un futbolista? Sin duda es más condenable que se gaste dinero público en actuaciones innecesarias que lo que se haga en el ámbito privado, aunque si nos fijamos en la responsabilidad social que los clubes de fútbol tienen en la sociedad, no es muy honrado invertir en un futbolista, que por muy brillante y espectacular que sea, no deja de ser un hombre. En el lenguaje corporativo, diríamos que el derroche ilimitado que el Real Madrid está haciendo este verano es un gesto ofensivo hacia los stakeholders, término con el que nos referimos a las partes interesadas o que pueden verse afectadas por la actividad de una empresa. Que un multimillonario se compre una lujosa mansión cuando miles de personas pasan serios apuros para llegar a fin de mes, es injusto o indecente, pero está en su derecho. Que un club que se sostiene gracias a una inmensa masa social, es decir, la afición, debería valorar mucho más sus acciones. Quizás muchos aficionados perciben el gasto como algo normal, seguramente todos vibrarán viendo a Ronaldo, Kaká y demás galácticos jugando en el Bernabeu, pero sin embargo el Madrid ha demostrado tener poca humanidad en un mundo en el que ya de por sí escasea.